Columna de Gonzalo Cáceres en El Mostrador

1bfec3b2b522cab12ffe569b36606d7e 100x100 

 

Para entender la verticalización residencial: Edificios habitacionales, clases y representaciones culturales en Santiago

 

La dispersión residencial en baja densidad devino en el patrón de urbanización predominante en muchas ciudades chilenas. El producto habitacional que hemos heredado tras décadas de preeminencia, es la vivienda aislada en propiedad. En nuestra conversación coloquial: casas, más allá que su agrupamiento en la ciudad se despliegue bajo la forma de condominios cerrados con y sin pareamiento.
Sin perjuicio de su influencia, ni la suburbanización ni la formalidad que regularmente viene aparejada con la titularidad de la tierra, deben ser naturalizadas. Tampoco, otro error habitual en el análisis, es seguir afirmando que la vida en vertical opera a contracorriente de la cultura santiaguina, casi como si se tratara de una fuerza hostil a cierto proyecto unifamiliar inmutable en su composición y valores. Exagerando la crítica subyacente, la verticalización residencial sería, para sus sufridos residentes, una especie de sacrificio que debe ser padecido más que disfrutado. Al respecto, quien quiera forjarse una corroboración expedita del estereotipo, no tiene más ver la primera toma de Lusers (Rodríguez, 2015). El problema, para los menos advertidos, es que el estacionamiento donde comienza la película dispone de una dirección conocida...

 

 

Leer columna completa aqui