Indicadores y Estándares de Desarrollo Urbano en Chile: el sustantivo aporte de la UC a la medición de la calidad de vida en las ciudades chilenas

WhatsApp Image 2019 04 24 at 10.14.34Pocas veces se observa en la política pública nacional la continuidad de iniciativas que tienen que ver con el bien común y con el bienestar de la sociedad en su conjunto, como ha ocurrido, por ejemplo, en materia urbana durante los últimos tres Gobiernos.

Hacia fines del primer mandato del Presidente Sebastián Piñera, se aprobó la Política Nacional de Desarrollo Urbano, que en su acápite más práctico recomendaba la conformación de un Consejo Nacional de Desarrollo Urbano (CNDU) que asesorara al Ejecutivo en materia urbana y territorial.

Fue en 2014, en el segundo Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, que se consolidó el CNDU, trabajando una serie de iniciativas, estudios e investigaciones que persiguieron –y persiguen- la meta de mejorar la calidad de vida de las ciudades en Chile y de contribuir a generar barrios y ciudades menos segregadas, más inclusivas y con más acceso a las oportunidades para todos y todas por igual.

En este contexto, el CNDU encargó a la Universidad Católica de Chile un estudio fundamental para poder medir la calidad de vida en las ciudades chilenas: la construcción de un Sistema de Indicadores y Estándares del Desarrollo Urbano en Chile, específicamente a la Dirección de Extensión y Servicios Externos FADEU UC, consultoría que reunió a un grupo de académicos e investigadores de distintas escuelas y facultades de la universidad, y que realizó el levantamiento de la Línea de Base para un grupo seleccionado de indicadores, actualizados con el Censo 2017.

Se trata de un sistema de seguimiento y monitoreo que tiene por objetivo medir y evaluar la calidad de vida de las ciudades chilenas y la efectividad de las políticas públicas en sus aspectos asociados al desarrollo urbano, con la finalidad de ayudar al Estado en la tarea de reducir las desigualdades urbanas y monitorear el grado de cumplimiento de los objetivos planteados en la Política Nacional de Desarrollo Urbano (2014) y en la Nueva Agenda Urbana de Hábitat III (2016), ambos compromisos del Estado chileno.

MINVU, INE y CNDU

Recientemente, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (MINVU), el Consejo Nacional de Desarrollo Urbano (CNDU) y el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) firmaron un importante convenio que permitirá consolidar 269 indicadores sobre calidad de vida en las ciudades chilenas, que en palabras del actual presidente del CNDU, Sergio Baeriswyl, "permitirán por primera vez en Chile medir el desempeño de nuestras ciudades".

De hecho, el presidente del CNDU reafirmó lo anterior esta semana en el Seminario que conmemoró los cinco años de funcionamiento de la Política de Desarrollo Urbano en el país. "Una característica muy particular del SIEDU es que no mide indicadores, también fija estándares: con ello se identifican brechas urbanas, es decir, mide desigualdades", afirmó.

Será el INE la entidad encargada de implementar y administrar los datos a contar de este año, siendo la primera vez que este organismo incorpora aspectos cualitativos sobre el desarrollo de las urbes en su sistema.

El aporte de la UC

Magdalena Vicuña, directora del Estudio desarrollado por la UC, quien además es jefa del Título Profesional de Planificador Urbano en la Universidad Católica (único pregrado de la disciplina que existe en Chile) advirtió la importancia que tiene este convenio y el sustantivo avance que ello supone para la gestión urbana hacia el futuro. “Esperamos que el Sistema de Indicadores y Estándares de Desarrollo Urbano contribuya a un mejor seguimiento y monitoreo de las políticas públicas urbanas en general y de los instrumentos de gestión y planificación urbana en particular, ello con la finalidad de contribuir a disminuir las desigualdades territoriales dentro y entre las ciudades chilenas, mediante la medición y evaluación de los objetivos planteados en la Política Nacional de Desarrollo Urbano y la Nueva Agenda Urbana de Hábitat III”, dijo.

Vicuña planteó también que “la OECD ha puesto énfasis en que parte importante de la implementación de un Sistema de Indicadores tiene relación con su publicación y utilización. En ese sentido, la Plataforma de Visualización de indicadores que propusimos para la difusión de los indicadores más relevantes del sistema presentó una serie de desafíos en relación con el diseño y organización de la información desplegada, altamente compleja en términos de usabilidad, no solo por la cantidad de indicadores involucrados, sino también por las escalas que abordan, las variables a partir de las cuales se construyen y las fuentes de donde provienen”.

Por su parte, Arturo Orellana, académico del Instituto de Estudios Urbanos y Territoriales UC y autor del Índice de Calidad de Vida Urbana (ICVU), quien también fue parte del equipo, sostuvo que "este estudio permitió relevar la importancia que tiene para nuestro país avanzar en la generación de información estadística de base con mayor grado de desagregación, especificidad y cobertura, permitiendo de este modo que se puedan comprender y evaluar mejor los fenómenos relativos al desarrollo urbano a diferentes escalas territoriales".

El Sistema de Indicadores y Estándares de Desarrollo Urbano fue elaborado en base al análisis de más de 50 referencias nacionales e internacionales. El Estudio fue validado por una serie de entrevistas y talleres con expertos en las más diversas materias relacionadas con un desarrollo urbano de calidad. A su vez, en todas sus etapas el trabajo de la UC incorporó los insumos de la Secretaría Ejecutiva y del Grupo de Trabajo de Indicadores y Estándares del Consejo Nacional de Desarrollo Urbano.